22 de diciembre de 2017

¡Feliz Navidad!

HO, HO, HO!


Este mes ha pasado volando... ¿No os parece? Será por lo entretenida que he estado montando el árbol y decorando el piso, enviando postales navideñas, envolviendo regalitos a tutiplén...

Uno de los muñecos más antiguos que conservo desde que tengo uso de razón es este Papá Noel de tela. El pobre tiene algunas partes ya deshilachadas y despegadas, pero le tengo taaaaanto cariño... Perfectamente puede tener 25 años mínimo. ¡Espero conservarlo por muchos años más!


¡Os deseo unas felices fiestas y que terminéis muy bien el año!


Shouko.


15 de diciembre de 2017

Star Wars: Episodio VIII - Los últimos Jedi


¿Sabías que...?

  • Jedi deriva del japonés "jidaigeki" (時代劇) que significa, literalmente, "dramas de época" y cuyo género se enfoca a la época de los samuráis.
© BANDAI Stormtrooper de estilo samurái

© BANDAI BB-8 en forma de daruma


  • R2-D2 y C-3PO fueron creados en base a dos personajes: Tahei y Matashichi, de La fortaleza escondida de Akira Kurosawa.

隠し砦の三悪人 (1958)
  • George Lucas creó un primer borrador de la mítica saga, 'The Star Wars'. Luke no era hombre sino mujer y se llamaba Luka Starkiller. Han Solo tenía barba y Chewbacca parecía más un lémur gigante. Hasta los Stormtroopers usaban sables láser. Al ver que costaba vender esta película de ciencia ficción a 20th Century Fox ya que no terminaban de entender la trama, decidió solicitar el apoyo del artista conceptual Ralph McQuarrie para ilustrar varias de las escenas clave del guión y así poder presentar un proyecto más claro a los ejecutivos de Fox. Como sabemos, Lucas decidió no basarse 100% en dichos diseños conceptuales, pero gracias a un grupo de estudiantes de la DAVE School en Orlando, Florida, podemos ver un tráiler conceptual que nos acerca a esa versión de 'The Star Wars' basada en las ilustraciones de McQuarrie.

Seguro que existen más curiosidades acerca de la saga. ¿Conoces alguna? 😃
Bueno, pues vamos a por unas palomitas antes de entrar al cine a ver la última de Star Wars¡Buen fin de semana y que la fuerza os acompañe!


Shouko.


24 de noviembre de 2017

Manualidades: Bolas de Navidad con bombillas recicladas

A falta de un mes para que llegue Noche Buena, ya estoy planificando comidas  y cenas, familiares y no familiares. ¡Y es que después nos pilla el toro y ya no hay quien organice nada! El fin de semana que viene estaré bastante ocupada sacando el árbol de Navidad y las cajas y cajas y cajas llenas de decoración navideña...

Dicen que hay dos tipos de personas, las que aman la Navidad y las que odian la Navidad. Ya habréis observado que estoy en el primer grupo. Jajaja.


El otro día, buscando ideas por Internet, vi una manualidad que me encantó: bombillas recicladas para Navidad (chulas, ¿verdad?). Con la ilusión, le pedí a mi padre que me trajera bombillas que no fueran LED y que tuviera por casa sin utilizar, o que no funcionaran.


Las mejores bombillas para este tipo de manualidad son las redonditas o alargadas, como las dos primeras de la imagen anterior; pero la mayoría que me trajo mi padre eran bombillas de tipo fluorescente como las del medio. Así que pocas pude hacer. No obstante, el resultado no fue el esperado y me desanimé un poquito... Jajaja.


Materiales que he utilizado para la bola de navidad:
  • Bombillas en desuso
  • Pintura blanca y roja
  • Cinta de carrocero
  • Washitape con motivos navideños
  • Troqueladora de copito de nieve
  • Hilo brillante de color rojo
Pasos a seguir:
  1. Como en la parte plástica de las bombillas suelen indicar los vatios y lúmenes y dependiendo de la opacidad de nuestro washitape se puede ver, cubriremos la parte del cristal que no queramos manchar y pintaremos las letras con pintura blanca.
  2. Retiramos la cinta de carrocero una vez terminemos de pintar y dejamos secar.
  3. Una vez seca, decoramos con washitape la parte blanca de la bombilla.
  4. Con la troqueladora, perforamos la cinta de carrocero para crear una plantilla con forma de copito de nieve.
  5. Colocamos la plantillas en la ampolla de vidrio de la bombilla y, con un pincel y pintura roja, pintamos el copo de nieve. Retiramos la plantilla y repetimos el paso tantas veces como copos queramos pintar.
  6. Dejamos que seque la pintura.
  7. Atamos el hilo en el casquillo metálico y ya estará listo para colgar en el árbol.

Un truco a la hora de pintar los copos: Podemos crear dos o tres plantillas según el tipo de pintura que estemos utilizando. En mi caso, era de secado rápido, por lo que tuve suficiente generando dos plantillas. Además la bombilla era pequeñita, por lo que no quise cargarla de copos de nieve y no las reutilicé en exceso. Primero cogí una plantilla y pinté el primer copo. La retiré y dejé que secara mientras utilizaba la segunda plantilla y pintaba el segundo copo. Al pintar el tercero, cogí la primera plantilla ya que ya estaba seca. Alternando las plantillas así, me aseguraba que la cinta de carrocero no estuviera húmeda y quedara bien adherida al vidrio.



No soy muy fan de la purpurina y no tenía bombillas con este estilo, pero estas de aquí me gustan mucho:

 


Supongo que simplemente es necesario pegamento y muuucha purpurina... Jajaja. ¡Si tenéis bombillas que ya no utilizáis, os animo a que probéis!


Shouko.


17 de noviembre de 2017

Flying Tiger Copenhagen


¡Hola gente linda!

Hoy quiero hablaros de una empresa danesa que se caracteriza por vender artículos de todo tipo, con diseños propios, exclusivos solo en sus tiendas y a precios que no suelen superar los 6€. Quizás os suene más por su anterior nombre: Tiger. La conocí por primera vez hace unos años, estando de visita por Toledo. ¡Y no hace mucho abrieron una tienda en la ciudad donde vivo!


Tienen cosas que llaman mucho la atención, como grapadoras con forma de tiburón o de ratoncito, calculadoras que parecen mandos de videoconsolas o tabletas de chocolate, todo tipo de juguetes infantiles de madera (me encantan) o cartón, sets de baño y utensilios de cocina, un sinfín de pegatinas... ¡Hasta venden galletas, helados y golosinas! Productos muy atractivos, sobretodo para compradores compulsivos como yo... ¡Cada vez que paso por delante, no puedo evitar entrar! Cada semana traen cosas nuevas y siempre, siempre, siempre, me compro algo.

Y ahora con más razón ya que centros comerciales y tiendas invaden los escaparates con motivos navideños. ¿Queréis que os enseñe lo que he comprado en esta ocasión?


1. Pegatinas


Las hay de más tipo, pero yo he escogido las circulares de la izquierda para cerrar sobres o decorar etiquetas, las del medio (vienen varios folios, con las mismas formas pero distintos dibujitos) las utilizaré para indicar el destinatario en los regalos de menor tamaño para no sobrecargarlos, las que tienen forma de sellos me van a venir genial para mis correos postales y felicitaciones navideñas, y las de la derecha para decorar regalos, etiquetas, postales... 


2. Cajas


A la izquierda, 2 packs de 3 cajas plegadas cada uno. Se montan fácilmente doblando por los pliegues que tienen señalados, lo que hacen que envolver un regalo sea rápido y además quede precioso.
A la derecha, 1 pack de 6 cajitas adorables que utilizaré para regalar mis galletas navideñas caseras.
También venden cajas metálicas y circulares, como las típicas que venden en los supermercados con las típicas galletas para tomar el té. Y unas cuadradas de cartón que además son musicales.


3. Papel y cordel


Como veis, este año estoy utilizando mucho el verde y rojo. La verdad es que me encanta la combinación, creo que son los colores que más representan a la Navidad.


4. Papel de seda


Reconozco que soy un poco torpe con el papel de seda. Me cuesta separarlos, se me rompen, los termino arrugando demasiado... No obstante, creo que me van a venir fenomenal para proteger aquellos regalos que sean algo frágiles y que queden más elegantes que utilizando simplemente plásticos de burbujas.


Y vosotros, ¿habéis empezado ya con las compras navideñas?


Shouko.


10 de noviembre de 2017

La hormiga zombi

No. No se trata del título de una nueva película apocalíptica del reino animal ni de un cuento infantil. Y es que a veces la naturaleza puede ser espeluznante. Y si no, que se lo pregunten a las hormigas carpinteras que habitan en los bosques tropicales de Brasil.

El naturalista, geógrafo y antropólogo Alfred Russel Wallace es conocido sobretodo por concebir de forma independiente la teoría de la evolución a través de la selección natural. En 1859 descubrió el hongo Ophiocordyceps unilateralis en uno de sus tantos viajes de exploración, un parasitoide que altera el comportamiento de su huésped para asegurar su propia reproducción.

Cuando una hormiga se infecta con este hongo se convierte en lo que se conoce como una "hormiga zombi", ya que deja de controlar sus acciones. Manipulada por el parásito, comienza a caminar de forma errática y con convulsiones provocando que caiga de su nido situado en la copa del árbol y no pueda regresar a él. Obligada a permanecer en el sotobosque, donde las condiciones permitirán que el hongo se desarrolle mejor, la hormiga trepará al tallo de una planta y se anclará con sus mandíbulas a la vena principal de la parte inferior de una hoja; ni después de muertas se pueden separar de la hoja que mordieron. La hormiga morirá mientras el hongo consume sus tejidos y crece dentro de su cuerpo hasta atravesar su cabeza. Cuando alcanza su tamaño ideal, libera nuevas esporas con el fin de infectar a otras hormigas que se encuentren en el área.

Se sabe que puede parasitar otras especies similares de hormigas con menos éxito en el control del huésped y en la reproducción.


Un equipo internacional dirigido por el científico David Hughes ha estado investigando el fenómeno durante varios años. Afirman que ocurre en casi todo el mundo y afecta a muchos tipos de insectos, como escarabajos, moscas y mariposas, pero que en estos casos el cambio no es tan dramático.
"El hongo los mata y se desarrolla en su interior hasta salir, pero no cambia su comportamiento, a diferencia de lo que lo que hace con las hormigas y hasta cierto punto con las avispas", señaló.


Pero, ¿cómo manipula el hongo a la hormiga?

En un principio se pensaba que el hongo se desarrollaba en las cabezas de las hormigas y las manipula hasta conseguir las condiciones ideales para su reproducción. Según Hughes, los hongos atacaban por dos frentes. Por una parte, se alimentaban de las hormigas infectadas y, por otra, controlaban su sistema nervioso central y sus músculos. Pero una nueva investigación publicada el mes pasado en Proceedings of the National Academy of Sciences muestra que en realidad se infiltra rodeando las fibras musculares dejando el cerebro intacto tras la infección.

Los resultados de la investigación determinaron que las células de este hongo proliferan en todo el cuerpo de la hormiga, salvo en el cerebro:
"Encontramos que un alto porcentaje de las células en el huésped eran células fúngicas", dijo Hughes en un comunicado. "En esencia, estos animales manipulados eran hongos en el cuerpo de las hormigas".
"Normalmente en los animales, el comportamiento es controlado por el cerebro que envía señales a los músculos, pero nuestros resultados sugieren que el parásito controla el comportamiento del huésped periféricamente", explicó Hughes. "Casi como un titiritero tira de las cuerdas para hacer un movimiento de marioneta, el hongo controla los músculos de la hormiga para manipular las piernas y las mandíbulas del huésped".


Todavía es un misterio cómo es capaz el hongo de dirigir a la hormiga hasta el envés de la hoja, y puede que el hecho de que el cerebro no se vea infectado puede proporcionar una pista. El trabajo previo mostró que el hongo puede estar alterando químicamente los cerebros, lo que lleva a especular que el hongo necesita que la hormiga sobreviva el tiempo suficiente para realizar el acto final de morder la hoja. También es posible que el hongo necesite aprovechar parte de la potencia cerebral y capacidad sensorial de la hormiga para dirigirla alrededor del suelo.

Habrá que estar atentos a las nuevas investigaciones que surjan en el futuro para convertir estas hipótesis en teorías.



Shouko.


27 de octubre de 2017

Halloween. Helloween.

Canciones de Halloween hay muchas; pero como estas dos, ninguna.




¡Esto es Halloween!



Os voy a confesar que no me gusta disfrazarme, ni siquiera en Carnavales. Tampoco me gustan las castañas. Ni que los niños estén llamando a mi puerta pidiendo caramelos que no tengo (o cantando el aguinaldo en Navidad).

En cambio, me gusta pasear por el parque y recoger hojas secas del suelo. Incluso algún fruto que esté en buen estado. Con ellas decoro el salón, dando un ambiente otoñal y cálido. Sí que disfruto decorando calabazas, cuyo relleno usamos para comer un sabroso puré calentito que sienta genial. Y por la noche no puede faltar mi sesión de cine: sofá, manta, bol de palomitas y la maravillosa película "Pesadilla antes de Navidad".












¡Esto es Helloween!


Una de las bandas de SpeedPower Metal con más éxito en Alemania. La primera vez que los escuché en la radio, sonaba una versión de la famosa canción de ABBA "Lay All Your Love On Me". Empecé a buscar en Internet sobre el grupo, sin saber muy bien cómo se escribía ya que no había prestado mucha atención en la introducción del locutor. Pero en cuanto los encontré y vi su logotipo, nunca más pude olvidar su nombre.

La banda se remonta a 1978, pero no fue hasta 1983 que se hicieron llamar Helloween. Durante casi cuarenta años, no es de extrañar que hayan cambiado varias veces de sellos discográficos y reestructurado los integrantes del grupo. En 2014 ganaron el premio Metal Hammer Awards de Alemania. Y desde el mes pasado están de gira mundial, con todos los miembros originales vivos de la banda junto a la formación actual. La gira se llama oficialmente Pumpkins United World Tour 2017/2018.




Shouko.


20 de octubre de 2017

Reciclando un mueble viejo

Ya hace dos años y medio que compramos mi pareja y yo un piso de 4 dormitorios, 2 baños, salón, cocina... y hoy puedo decir con orgullo que hemos terminado de pintar y amueblar la última habitación que nos quedaba. Es un piso de segunda mano, pero los anteriores propietarios no estuvieron más de un año viviendo en él. A pesar de tenerlo medianamente amueblado, os podéis imaginar que no eran nuevos, si no prestados por sus abuelos. Como ellos no los querían, nos los "regalaron". (Lo pongo entre comillas porque yo creo que más bien es que les daba pereza tener que deshacerse de ellos... Jajaja). Pero como dice el refrán: "A caballo regalado, no le mires el diente".

Algunos no eran de nuestro estilo y otros nos parecían demasiado aparatosos como para tenerlos en un piso. Así que los repartimos entre nuestros padres ya que les era de más utilidad y como viven en casas tienen más espacio para colocarlos. Otros estaban francamente mal y no hubo más opción que deshacernos de ellos. Pero hay uno al que le tengo especial cariño, ya que lo utilizo todos los días al salir de casa y al volver a casa.

Es una mesita de centro, bajita y con tres cajoncitos, muy robusta y rústica. Estaba en el salón, pero cuando tuvimos que sacar los muebles para pintarlo, lo puse en un rincón de la entrada y se me ocurrió ponerle un par de cojines cuadrados de un par de sillas.


Perdón por la calidad de la imagen, sé que es pésima pero la hice con el móvil ya que nunca pensé que iniciaría un blog... XD


Pues nos gustó la idea de transformarla en un banquito para calzarse y descalzarse. Le dimos unas cuantas lijadas, un par de tintes, le pusimos unos tiradores nuevos y unos fieltros bajo las patas. ¡Y este fue el resultado!



La madera se notaba desgastada y vieja, pero con las lijadas y el tinte quedó bastante renovada. El contraste de los tintes (blanco y wengué) hizo que los cajoncitos cobraran protagonismo. Los tiradores también son de madera, color natural y wengué. Un lavado en los cojines ¡y como nuevos!


A veces es cuestión de dar un poco de limpieza y color a un mueble antiguo para transformarlo en un pequeño tesoro. Y, ¿por qué no? Cambiar por completo su antigua funcionalidad para darle un valor añadido.


Espero que, si alguna vez tenéis ocasión de reciclar un mueble que os llame la atención, no dejéis escapar la oportunidad. Estoy segura que no os arrepentiréis :)

¡Feliz fin de semana!


Shouko.


13 de octubre de 2017

Lost in Kyoto

"Perderse en Kioto es una de las mejores cosas que te puede pasar."

Así lo describe el autor del vídeo, un pequeño tributo que quiso hacer a la película Lost in Translation.

Esta maravilla la vi hace ya tiempo, pero es algo que creo que merece la pena compartir y que todos vean 😊




Shouko.


29 de septiembre de 2017

La tardor



Els arbres es muden
de roig i de groc,
les fulles tremolen
sota un sol de foc.
El vent les fa caure,
les duu fins al port.
Quan surtis de casa,
trepitja-les fort!
Les mosques s’amaguen,
l’hivern és a prop.
Les flors espantades,
es tanquen de cop.



Un dia de tardor

Filtra la fulla
la llum que l’acarona,
ocre rogent de tardor,
branques robustes
de paciència mil·lenària,
en el temps efímer de la tarda,
aquest temps
inabastable que camina.



Bofill, Puig, Serrat

15 de septiembre de 2017

Manualidades: Sobres para regalo


¡Hola a todo el mundo!


Tras las vacaciones de verano, empieza un nuevo periodo.

Los mayores tenemos algo parecido a "la vuelta al cole", ¿verdad? Y no me refiero a los estudiantes y universitarios, que también. Por ejemplo, en la empresa en la que trabajo tenemos jornada reducida en los meses de julio y agosto, pero cuando llega septiembre hay que volver a venir por las tardes. ¡Parece increíble lo duro que puede ser tener que trabajar 2 horas más al día! Y si encima te pilla justo a la vuelta de las vacaciones, peor todavía...

Esta semana he comenzado a asistir de nuevo a las clases de japonés de Noriko sensei. Casi 3 meses sin vernos... Estuve un poco nerviosa de la emoción. De algunas palabras ya ni me acordaba, así que ¡tendré que ponerme a estudiar más seriamente este año!


Además, a partir de ahora es cuando vuelven las celebraciones de cumpleaños, incluso de aquellos que fueron ya pero que por las vacaciones no se pudieron organizar. Ahora que más o menos todos volvemos a "la rutina", es cuando podemos juntarnos y festejarlo.

Casualmente hoy es el cumpleaños de mi madre, y por ello no iba a escribir ninguna publicación este fin de semana. Pero lo que os quería enseñar creo que puede ser útil e interesante y tenía ganas de compartirlo con vosotros.


¿Os ha ocurrido que tras envolver los regalos pertinentes siempre sobran trozos que no son lo suficientemente grandes pero tampoco demasiados pequeños?



Como ya sabéis, soy muy fan del reciclaje. A mí me da mucha pena tirarlos, aunque sea al contenedor de papel y cartón. Y más cuando el papel de regalo me gusta mucho... Así que pensé: ¿qué podría hacer con esa tira ancha y no muy larga que me había sobrado? Y se me ocurrió hacer unos sobres para cuando tenga que regalar cosas pequeñas y que vienen sin envase, como por ejemplo unos pendientes.


Materiales que he utilizado para los sobres:
  • Trozo sobrante de papel de regalo
  • Pegamento
  • Cúter y una superficie apta, o tijeras
  • Lápiz
  • Regla

Pasos a seguir:
  1. A veces, cuando cortamos papel de regalo, quedan irregularidades, por lo que primero remataremos los bordes realizando cortes rectos con la ayuda de una regla y un cúter.
  2. Crearemos rectángulos de 15 centímetros de ancho. El alto será lo que dé el trozo que tengamos, que dependiendo de éste nos saldrán sobres más altos o más cortos. Cada uno de estos rectángulos formará un sobre.
  3. Con ayuda de una regla y un lápiz, realizaremos las marcas de solapamiento y pliegues. Esto es, si el ancho del sobre va del 0 al 15, haremos marcas en los centímetros 1, 4, 11 y 14. De esta manera, la zona de solapamiento será la que está a un centímetro de los extremos (marcas 1 y 14), que servirán para cerrar el ancho del sobre. En las otras dos realizaremos los pliegues (marcas 4 y 11), formando así sobres de 7 centímetros de ancho. A continuación dibujaremos unas líneas que formarán un rectángulo en el centro con un triángulo a cada lado. No he tomado unas medidas concretas, sino el alto que más o menos deseo darle a la solapa.
  4. Recortamos las líneas dibujadas anteriormente.
  5. Con el pegamento, unimos los extremos laterales superponiendo uno de los centímetros que marcamos al principio con el del otro. Cerraremos la parte inferior pegándolo en sentido al solapamiento que acabamos de hacer previamente. ¡Ya tenemos el sobre listo para rellenar!
Cortar bordes irregulares.
Dejar una zona de solapamiento, realizar los pliegues y dibujar las líneas a recortar.
Dejaremos unos minutos para que adhiera bien el pegamento antes de usar nuestro sobre.


En mi caso, empecé con rectángulos de 15 centímetros que forman sobres de 7 centímetros de ancho, pero podéis utilizar la siguiente regla para crear sobres de tamaños concretos (ancho):


Total = ancho + 2⨯[(ancho-1)/2] + 2

Y la secuencia a marcar sería, empezando por el cero:

0 + 1 ➝ Marcamos
0 + 1 + [(ancho-1)/2] ➝ Marcamos
0 + 1 + [(ancho-1)/2] + ancho ➝ Marcamos
0 + 1 + [(ancho-1)/2] ancho + [(ancho-1)/2] ➝ Marcamos
(Quedará 1 centímetro hasta el total)

Por ejemplo, si quiero hacer un sobre de 5 centímetros de ancho, el total del rectángulo a cortar serán 11. Si tomamos de 0 a 11, haremos marcas en el 1 (zona de solapamiento), 3 (un pliegue), 8 (otro pliegue) y 10 (zona de solapamiento).

0 + 1 = 1 ➝ Marcamos
1 + [(5-1)/2] = 3 ➝ Marcamos
3 5 = 8 ➝ Marcamos
8 + [(5-1)/2] = 10 ➝ Marcamos

Según lo que queramos guardar dentro, deberemos adaptar el tamaño del sobre.



Fácil, ¿verdad? Te animo a que la próxima vez que te sobre un poco de papel de regalo hagas un sobre con él, aunque sea para añadir unas chucherías junto al regalo principal. 😊


Shouko.


1 de septiembre de 2017

Gatetes

¡Me pareció ver a un lindo gatito!

Siempre me han encantado los felinos. Cuando era pequeña y pasaba el verano en el pueblo con mis abuelos, me encontraba rodeada de gatos callejeros que se acercaban a comer.

Es un animal bastante independiente que lleva bien el vivir en un piso más o menos pequeño ya que apenas ocupa espacio. (Normalmente ocupan espacio personal, como el teclado del portátil, ¿verdad? Jajaja). Desgraciadamente, conforme fui creciendo, vi como mis ojos escocían y me salía un pequeño sarpullido cuando acariciaba a un lindo gatito... Ahora los evito en la medida de lo posible para que no se me peguen los pelitos en la ropa, y en cuanto los acaricio (porque no lo puedo evitar, ¿quién se resiste a sus ronroneos?) voy al lavabo a limpiarme las manos.



Hoy os quiero hablar de dos tiendas bonitas cuyo tema principal son los gatos.



En a Loja do Gato Preto podéis encontrar gran cantidad de artículos para la decoración de tu hogar: menaje de cocina, ropa de cama, artículos de baño, mobiliario... Es una tienda portuguesa, y su nombre significa "la Tienda del Gato Negro". La podéis encontrar tanto físicamente como on-line.

He comprado muchos artículos en esta tienda, pero uno de los productos que más me llamó la atención fueron las figuras tan realistas que vendían de animales. Podías encontrar especies salvajes como el zorro, ardillas, búhos, osos... De corral, como la gallina y sus pollitos. Y domésticos como perros y gatos. ¡Todos adorables a morir!


El año pasado fue cuando las descubrí, pero todavía puedes encontrar algunos si quieres comprarlos. Quizás recordáis a mi gatito "Kuro" (así le he llamado), que dormía plácidamente sobre el cojín de mi silla Eames.


Lo tengo expuesto sobre uno de los dos cojines que cubren una mesita de café que restauré y que convertí en banco para calzarse, situado en el recibidor donde entra poca luz. Por eso, muchos que me han visitado se sorprendían que no se inmutara con el ruido que hacíamos y lo tranquilo que estaba... Les extrañaba el sueño tan profundo que tenía el gato. ¡Hasta que se fijaban mejor al acercarse y se daban cuenta que no era de verdad! Aún así, les daba un poco de cosa acariciarlo... Jajajajaja.



Esta tienda es exclusivamente on-line y da título a la publicación de hoy: Estudio Gatetes. Detrás se encuentra una ilustradora de Murcia que vende principalmente bisutería y artículos de papelería relacionados con el mundo de los gatos. Aunque podéis encontrar de todo un poco, lo más original son sus ilustraciones; sobretodo las que homenajean a mujeres que han sido muy influyentes en la historia de la humanidad.




¡La curiosidad mató al gato!


También os quiero hablar de otra tienda, aunque su tema principal son las curiosidades y no los gatos.



Curiosite es una tienda de Madrid (ubicada en el barrio de Malasaña) que se caracteriza por sus productos difíciles de encontrar en tiendas convencionales.

Es ideal para sacarte de algún apuro cuando se acerca una fecha especial, como puede ser San Valentín, Navidad o Día del Padre, y no se te ocurre qué regalarle a esa persona que ya tiene casi de todo... 😅 Semanas antes, añaden una sección extra y exclusiva, por un tiempo limitado, donde agrupan los productos que tengan relación con dicha festividad.

También puedes buscar por temática: Juguetes, hogar, libros... Y por destinatario: mujeres, hombres, bebés, abuelos... Y aquí los destinatarios más curiosos: las mascotasSi bien es cierto que la lista de productos no es muy extensa y que tan sólo cuentan con perros y gatos, me parece un acierto que tengan esa sección. Ya que no sólo debemos cuidar los pequeños detalles con las personas de nuestro entorno. También debemos cuidar esos animalitos que nos dan tanto cariño y que también forman parte de la familia.

Algunos de los productos que más me llamaron la atención:


Maceta con autorriego, rascador de cartón para gatos y marcadores de copas.




Gatos Bengalies Ramazan


Otra curiosidad que os quería contar es que hace muy poco, gracias a un familiar de mi pareja, conocí por primera vez la existencia de los gatos de Bengala. Esta preciosa raza es el resultado de cruzar ejemplares de gato doméstico con ejemplares salvajes de Gatos Leopardos Asiáticos.

Imagen relacionada
Imagen sacada de Internet.

Los gatos bengalíes son más delgados y con las patas más largas que un gato doméstico, pueden alcanzar los 8kg. Son muy curiosos e inteligentes. No tienen ningún miedo al agua. De hecho, les atrae; no les importa mojarse. Por lo visto es una reminiscencia de su ancestro, que vivía siempre cerca de los ríos.

¡Me quedé impresionada por sus rayas y manchas! Era como ver una mezcla de leopardo y tigre, pero en miniatura. 😻

Si quieres saber mucho más, te invito a que accedas al sitio oficial del Criadero de Gato Bengal de la línea felina Ramazan: https://www.gatobengali.com


🐈 ¡Que paséis buen fin de semana!


Shouko.


4 de agosto de 2017

Las bombas atómicas: Hiroshima y Nagasaki

En 1941, el Imperio de Japón, que había estado en guerra con China desde 1937 y pretendía expandir sus dominios en Asia, atacó a los Estados Unidos y a las posesiones europeas en el océano Pacífico, conquistando rápidamente gran parte de la región.

En 1945, Harry S. Truman, presidente de los Estados Unidos, ordenó atacar el Imperio de Japón con ataques nucleares sobre Hiroshima y Nagasaki efectuados el 6 y el 9 de agosto de respectivamente.

Izquierda: fotografía de Hiroshima antes de la bomba atómica. Derecha: fotografía de Hiroshima tras el bombardeo.

Izquierda: fotografía de Nagasaki antes de la bomba atómica. Derecha: fotografía de Nagasaki tras el bombardeo.
Nubes de hongo sobre Hiroshima (izquierda) y Nagasaki (derecha) producto de las bombas atómicas.
Tras el bombardeo nuclear, el emperador Hirohito anunció por radio la rendición, poniendo fin a la Segunda Guerra Mundial. 


Hace dos años, con motivo de la Conmemoración del 70 Aniversario del lanzamiento de las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki, Mediatres Estudio realizó un nuevo Proyecto Editorial sin ánimo de lucro. Se trata de la edición en formato digital del libro Las bombas atómicas: Hiroshima y Nagasaki, que incluye una entrevista a una testigo de la tragedia y que pretende rendir tributo a estas dos ciudades japonesas cuyo bombardeo dio paso al fin de una guerra.





Shouko.